0 Archivado en Bodas/ Novia/ Novio/ Proveedores

Consejos para una boda “PERFECT”

boda de 10

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Whatsapp

Hoy quería daros algunos consejos para que tengáis una boda 10.

Si os casáis pronto o se casa alguna amiga vuestra, no dejéis de enviárselos porque, seguramente, leer esta entrada le ayude o le saque una sonrisa.

Lo primero es definir qué es una boda 10.

Una boda “perfect” no es una boda perfecta, es una boda de 10… es una boda en la que la gente se divierte, lo pasa bien, los novios son felices y disfrutan con sus invitados y se recuerda con cariño.

Las bodas 10 no tienen que ser caras. No tienes que dejarte los cuartos para una boda 10. Debes saber qué cosas son importante y cuáles son secundarias para ti y para tu pareja. No arruines un buen matrimonio/casamiento entrando con deudas y agobios.

Una boda 10 tiene a gente distinta reunida. Es toda la gente que te quiere o os quiere y se ha tomado la molestia de demostraros lo importante que sois asistiendo. Devolvedles el gesto diciéndoles lo importante que son para vosotros y lo genial que es que estén en vuestro día. Los que no han podido o no han querido, no deben tener mayor protagonismo que los que SÍ están.

Una boda 10 puede serlo aún con la falta de gente importante ese día. Si para ti una ausencia es importante, no lo sufras en silencio. Puedes tener unas palabras para ese ser o incluso un rincón que le recuerde, que sabes que está contigo y que comparte tu día. Habla con tu pareja o tu wedding planner. No es bueno sentir sólo estas cosas.

Una boda 10 tiene algún fallito y no pasa NADA. La mayoría de la gente no se da cuenta porque todo el mundo quiere pasarlo bien. Sólo los que la organizamos todo lo sabremos, nos guiñaremos un ojo y ya, no pasa nada. No os acordaréis de los microfallitos en 10 años, sino del día tan genial que disfrutasteis.

Una boda 10 no debe ser tenida ni muy muy en serio ni muy muy a la ligera. Las decisiones que uno toma para ese día, son vitales hasta ese día. Luego, con los años, las relativizas o incluso cambias de parecer con el tiempo. Nada debe hacerte llorar más de lo que puede hacerte reír ese día. Por tonto que parezca este consejo.

Y por hoy, ahí lo dejo. Espero que por breve este post sea muy leído y muy compartido. Lo escribo con la certeza de que ayudará y sacará muchas sonrisas.

Ojalá me lo hubieran enviado hace unos años.

También te puede interesar...

Comenta, comparte, opina ;) ¡Es gratis y nos ayudáis mucho con vuestras opiniones! ¡Nos encanta leeros!

Comentar

*