0 Archivado en Bodas/ Novia/ Novio/ Proveedores

¿Qué es una wedding planner?

letras blancas sobre madera con la palabra love

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Whatsapp

Cuando una pareja se compromete y decide que se casa,  es un subidón para todos. Para vosotros en primer lugar, para vuestros padres y hermanos, para familiares y amigos y es estupendo. Pero con la organización de la boda, surgen un montón de tareas y el subidón se convierte en agobio. Vayamos por partes, que se puede.

Yo no tuve Wedding Planner y si volviera atrás la contrataría.

Yo fui una novia sin wedding planner, yo organicé mi boda sola (quien dice sola dice con un montón de ayuda de mi marido, de mi familia, de amigas, etc.) , elegí cada proveedor, analicé cada gasto, revisé cada detalle y fue agotador.

Tras casarnos, mirando atrás, asumimos que nos hubiera venido bien tener una wedding planer, pero supongo que a toro pasado, todos vemos las cosas de otra forma. Por eso quiero convencerte a ti, que aún estás a tiempo de que una Wedding Planner te puede salir barata y te puede ayudar mucho.
No son un gasto sino una inversión y por mi experiencia, ahorran tiempo, agobios, discusiones y garantizan tranquilidad y disfrutar de ese día sabiendo que alguien que te conoce, velará por lo que quieres.
Una wedding planer es la persona que te acompaña por todo el sinfín de decisiones y pasos que tomas a la hora de organizar tu boda. Al principio te parece que sólo son la ceremonia y el banquete y poco más. Pero lo cierto es que como las servilletas de varias capas, empiezas a desdoblar y a desdoblar y cada pequeña decisión lleva muchas unidas.

 

Los riesgos que nadie te cuenta de organizar todo tú

Es una enorme tensión estar a todo, por bien que os llevéis. Aunque dividáis ejemplarmente las tareas (siendo superwoman y superman), aunque os comprometáis a llevarlo como si fuera un proyecto y contaros los avances… Al final hay detalles que uno cree que lleva el otro, el otro que lo lleva el uno y surgen las discusiones tontas.

Para evitaros las discusiones, las tensiones, los reproches y las conversaciones incómodas con las suegras, cuñadas y ese primo tan borde que al final decide que viene en el último momento, están las wedding planners o las organizadoras de bodas.

 

Pero, ¿qué hacen? ¿Merece la pena?

Pueden encargarse de ayudarte con las fechas, de cuadrar las visitas a proveedores, de presionar para solicitar rebajas (por volumen a ellas/ellos les suelen mejorar algunos precios), de obtener mejores ofertas, de ponerte las cosas en perspectiva, te ayudan a ver el conjunto sin agobiarte por los detalles, te llevan de la mano por cada tarea sin que sientas que se te olvida nada, y por fin… El gran día, están a tu disposición para lo que necesites tú o cualquiera de tus invitados.

¿Qué vestido te favorecerá?, ¿Cómo acertar con el diseñador o la firma que más te encaja?, ¿qué corte es el adecuado según tu silueta?, ¿qué complementos llevar el día de tu boda?, ¿Quién te puede peinar?, ¿Maquillador profesional o en la peluquería de barrio?, ¿Y qué zapatos usar?, ¿La ceremonia es de mañana o de tarde?, ¿Qué es necesario conocer a nivel de protocolo?, ¿Qué te puede pedir el cura si la ceremonia es religiosa y qué te puede pedir el ayuntamiento?, ¿Qué plazos tienes para todos los papeles?, ¿En qué fecha se mandan las invitaciones y deben ir rotuladas o no?, ¿Cómo gestiono quién viene y quién no?, ¿Se puede ir con pamela?, ¿El coche de recogida va con conductor?, ¿A quién siento en la mesa 7?, ¿Quién puede encargarse de que en los baños no falte una tirita o un kit de costura o si la suegra no tiene vino o el padrino quiere un baile con su niña?

 

En resumen, no es un gasto, es tu salvación

Las wedding planners son como un director de orquesta que sabe cuál es la música que te gusta, con qué instrumentos la quieres, cuándo entra cada violín y a quién llamar si hay que afinar el piano. Comparaciones musicales aparte, una wedding planner aunque hoy por hoy te parezca un gasto accesorio que te puedes ahorrar si lo haces tú todo, es la mejor idea que puedes tener.

Si quieres a un profesional que gestione todos los servicios, te quite presión ese día y te de la confianza que necesitas para disfrutar vuestro gran día, ni lo pienses.

Valen cada euro que te cobran y por cada euro que te pidan, te ahorrarán muchos en proveedores que se quieren pasar o aprovecharse de la ilusión que tenéis y de que es “UNA VEZ EN LA VIDA”.

Un último consejo, si me lo permitís, elegid alguien que se comprometa, con quien os sintáis a gusto, que pueda asumir una boda más, que no os haga sentir unos novios más de un montón de clientes.

Elegid a una buena directora de orquesta y tendréis un concierto único.

 

 

También te puede interesar...

Comenta, comparte, opina ;) ¡Es gratis y nos ayudáis mucho con vuestras opiniones! ¡Nos encanta leeros!

Comentar

*